domingo, 30 de noviembre de 2014

AÑO NUEVO



Vivamos las realidades temporales como primicias de las realidades 
eternas.


Live temporal realities first fruits of the eternal realities.
At Christmas, the focus is on one of the central mysteries of the Christian faith: the Word of God—the Second Person of the Trinitybecoming man. ! The Lord is our righteousness !. The God's Providence  is performing the projects He has for our salvation.
Not to miss God's knock at your door this Christmas.
On the Feast of St. Stephen, Pope Francis explained that Christians can prolong the joy of the Holy Night of Jesus Christ’s birth through the Gospel.
"Every Christian is called in every circumstance to be to live a life that is coherent with the faith he or she professes,” the Pope said.
When following the Gospel with fidelity and courage, the faithful receive the gift promised by the Lord to men and women of good will: the favor of God and His peace. 

 BORRADOR ENLACE

No hay que perder la llamada de Dios en tu puerta esta Navidad.
En Navidad, la atención se centra en uno de los misterios centrales de la fe cristiana: la Palabra de Dios, la Segunda Persona de la Trinidad, se hizo hombre. ! El Señor es nuestra justicia!. La Providencia de Dios va realizando los proyectos que El tiene para salvarnos. El tiempo que ha sido --por decir así-- "tocado" por Cristo, el Hijo de Dios y de María, y ha recibido de Él significados nuevos y sorprendentes: se ha convertido en "el tiempo salvífico", es decir, en el tiempo definitivo de salvación y de gracia.

"En este tiempo que nos conduce a la fiesta de la Navidad de Jesús,
enséñanos a ir contracorriente: a desvestirnos, abajarnos, donarnos, escuchar, hacer silencio, a descentrarnos de nosotros mismos, para dejar espacio a la belleza de Dios, fuente de la verdadera alegría".

 "La alegría de la Navidad es una alegría especial, no es una alegría solamente para el día de Navidad pero para toda la vida del cristiano, una alegría serena tranquila, una alegría que siempre acompaña al cristiano, también en los momentos difíciles, en los momentos de dificultad, esta alegría se vuelve paz. El verdadero cristiano no pierde nunca la paz, porque la paz es un don cristiano". ¡Oh Madre nuestra Inmaculada, reza por nosotros!

Papa Francisco..
En la fiesta de San Esteban, Francisco explicó que los cristianos pueden prolongar la alegría de la Nochebuena del nacimiento de Jesucristo a través del Evangelio.

"Todo cristiano está llamado en cada circunstancia de ser vivir una vida coherente con la fe que él o ella profesa", dijo el Papa.

Simeon y Ana.
Dos ancianos que atesoraban una larga experiencia de fe. Él se llamaba Simeón. Ella, Ana. Toda la esperanza del Antiguo Testamento tatuada en sus rostros, acumulada sobre su corazón. 


Niño Dios que estas naciendo,
nace aquí en mi corazón
y en tus hechizos anegame
y hazme niño y hazme Dios.   Alfonso Junco.

El Señor es un Dios de misericordia y su  amor se extiende de genaracion en generacion a todos los que le temen y en El confian.


Cuando se sigue el Evangelio con fidelidad y valor, los fieles reciben el don prometido por el Señor a los hombres y mujeres de buena voluntad: el favor de Dios y  su paz.
Dios esta con nosotros como un padre de familia esta con sus hijos. En cada persona, en cada acontecimiento Dios sale a nuestro encuentro. Nosotros somos el barro, Tu eres el alfarero, TODOS somos obra tuya. 

"Dios nos muestra que no es un Creador que se quede en la distancia, mirando con indiferencia lo que pasa, sino un Dios–amor que se acerca, se compromete y actúa para ofrecernos un futuro: el triunfo definitivo de la verdad, el amor, la justicia, la libertad y la vida".

Nuestra vida es un recordatorio permanente de nuestra otra vida:
"El de gratitud por el día vivido y el de la ansiada confianza ante el caer de la noche". Cada nuevo dia, cada hoja del calendario, cada aniversario nos están recordando para que nos hizo Dios y nos acercan mas a El.  


Hoy empieza un nuevo año gracias a mi Dios, si al terminarlo existo, Dios esta conmigo, si no,  yo estoy con El.
Cuando hacemos un largo viaje, al inicio solo medimos la distancia desde el punto de partida, al final la cercanía al punto de llegada. A es nuestra vida. 
Así como en Ti, en tu mirada eterna de amor tenemos nuestro principioasí también Tu eres nuestro ultimo fin: De ti venimos y a ti regresamos.

Tu nos has llamado en Cristo a la vida y a la salvación y Tu eres fiel. 
La Resurrección del Señor añade aago nuevo: "Su muerte destruyo nuestra muerte y su Resurrección alcanzo la de todos".  morir significa  resurgir. 


La creación entera, con la fuerza del Espíritu Santo, reinicia su camino hacia la Patria eterna. Vanos son los argumentos científicos y filosóficos, lo único que salva es lo divino, el único que diviniza es Dios.


Francisco en Sta. Marta: la alegría de la Iglesia es buscar a los que están lejos.   


En su homilía de esta mañana, el Obispo de Roma ha señalado que “la consolación más fuerte es la de la misericordia y del perdón”. De este modo, ha hablado del capítulo 16 de Ezequiel, cuando después de la lista de los muchos pecados del pueblo dice: “yo no te abandonaré, te daré más: está será mi venganza: la consolación y el perdón”. “Así es nuestros Dios”, ha recordado el Santo Padre.

“Yo me pregunto cuál es la consolación de la Iglesia. Así como cuando una persona es consolada cuando siente la misericordia y el perdón del Señor, la Iglesia hace fiesta, está feliz cuando sale de sí misma. En el Evangelio, ese pastor que sale, va a buscar a esa oveja perdida, podía hacer la cuenta de un buen comerciante: pero, 99, si se pierde una no hay problema; el balance… Ganancias, pérdidas… Pero está bien, podemos ir así. No, tiene corazón de pastor, sale a buscarla hasta que la encuentra y allí hace fiesta, está alegre”.

Y así, Francisco ha indicado que “la alegría de salir a buscar a los hermanos y hermanas que están lejos es la alegría de la Iglesia. Allí la Iglesia se convierte en madre, se hace fecunda”.
A continuación, el Pontífice ha señalado que “cuando la Iglesia no hace esto, cuando la Iglesia se detiene en sí misma, si cierra en sí misma, quizá está bien organizada, un organigrama perfecto, todo en orden, todo limpio, pero falta alegría, falta fiesta, falta paz, y así se convierte en una Iglesia desconfiada, ansiosa, triste, una Iglesia que tiene más de solterona que de madre, y esta Iglesia no sirve, es una Iglesia de museo”. Y ha proseguido: “la alegría de la Iglesia es dar la luz, la alegría de la Iglesia es salir de sí misma para dar vida; la alegría de la Iglesia es ir a buscar esas ovejas que están perdidas; la alegría de la Iglesia es precisamente esa ternura del pastor, la ternura de la madre”.


En la historia de los orígenes de la familia humana, el pecado de la separación de Dios, de la figura del padre y del hermano, se convierte en una expresión del rechazo de la comunión traduciéndose en la cultura de la esclavitud (cf. Gn 9,25-27), con las consecuencias que ello conlleva y que se perpetúan de generación en generación: rechazo del otro, maltrato de las personas, violación de la dignidad y los derechos fundamentales, la institucionalización de la desigualdad.
 De ahí la necesidad de convertirse continuamente a la Alianza, consumada por la oblación de Cristo en la cruz, seguros de que «donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia... por Jesucristo».

 “San Pablo reacciona con fuerza contra una espiritualidad de la ley‘Yo soy justo si hago esto, esto, esto. Si no hago esto no soy justo’. Pero tú eres justo porque Dios se ha acercado a tí, porque Dios te acaricia, porque Dios te dice estas cosas bonitas con ternura (la de un Dios hecho hombre)esta es nuestra justicia, esta cercanía de Dios, esta ternura, este amor" .

Jesús nos enseña que “el cristiano debe tener el corazón fuerte, el corazón equilibrado, el corazón que crece sobre la roca, que es Cristo, y después en la forma de caminar, caminar con prudencia".